ALIMENTO ESENCIAL. EL PRÓXIMO AÑO A LA MISMA HORA de ROBERT MULLIGAN (1978)

Me gusta acoger mis emociones con todos los honores de espacio y tiempo para que revoloteen a su anchas agradecidas de ser encendidas por una película sobre el elixir de la infinitud.

Robert Mulligan, también director de series de televisión (como apreciamos), consigue que disfrute como quien asiste a una sabia clase magistral (cuatro nominaciones a los Premios Oscar, incluida mejor actriz). Adaptación de la comedia de  Bernard Slade (éxito de Broadway), el guión me sorprende con una cadencia perfecta y saboreando el chispazo anterior me alcanza el siguiente.

Y cuanto más la veo más tengo que parar cada episodio emocional que no siempre coincide con el final de la escena o capítulo evolutivo mientras la música de Marvín Hamlisch me acuna.

Como si fueran las promesas de dos enamorados: Georges Peters (magnífico Alan Alda) y Doris (camaleónica Ellen Burstyn) ante el altar del atardecer junto al mar, El próximo año a la misma hora, es el acuerdo de mínimos que consigue conjugar los máximos temporales del verbo latir.

No hacen falta cenas a la luz de las velas porque, la sola presencia de su otro yo, alimenta al ser de dos con un menú improvisado de manjares cocinado por los amantes que han tenido la dicha de reconocerse y dejar que lo mejor suceda, sin interponerse a lo que el Destino les ha regalado.

 

 

Contacto


 

Ángela Poza Fresnillo, escritora, médico y amante del Filmamento.

Correo electrónico:

galena@flashesdelfilmamento.film

 

Nuestra oferta

¿Quieres una crítica de cine guionizada por Galena del Filmamento?

 

 en redes sociales :